Calamaro brilló en el inicio de su gira 2013

Anuncios patrocinados



Andrés Calamaro, entre muchas de sus virtudes musicales, tiene una muy importante: resurgir de las cenizas. Luego de sus escándalos mediáticos y desviar su atención artística, vuelve a los escenarios con un show verdaderamente increíble, donde no faltó absolutamente nada, todos los éxitos de “El Salmón” estuvieron en el Teatro de Olavarría.

Todo arrancó muy arriba, pero con un tema muy lento: Crímenes Perfectos abrió el setlist del recital. Quizá con el “diario del lunes” es un tema muy tranquilo. Pero lo que llama la atención es otra cosa: las ganas, la actitud y sobre todo la voz de Calamaro. Una transmisión de seguridad e ímpetu que hacen prever que se viene algo muy grande. No nos equivocamos.

Luego arrancó una seguidilla de éxitos que eran una trompada tras otra. En ese lapso uno toma real conciencia de la cantidad de hits que creó (y reversionó de otros) Andrés Calamaro. “Me tuvo que pasar a mi”, “Todavía una canción de amor” (gran tema de Sabina), y con “El Salmón” el Teatro Municipal de Olavarría se vistió de verdadera fiesta. Se pararon de sus asientos para no volver a sentarse más.

“Mi enfermedad”, bajamos un poco para disfrutar una gran, pero gran versión de “Los aviones”, “El día de la mujer mundial”, “Output-Input”, “Gin-Tonic” y nos volvimos a parar y disfrutar de “Maradona” en una versión que sorprendió a todos, por lo impecable de los arreglos, la sencilla perfomance de Calamaro que se limitó a seguir la tonalidad de las canciones y las ganas que se le salían de la voz, del piano, por todos lados.

Además, le dio protagonismo a todos los éxitos. Los más de 800 espectadores que disfrutamos en un excelente lugar (con un detalle, las sillas sobraban) no nos perdimos absolutamente ningún “tema conocido” con interpretaciones excelentes, con apenas dos errores menores en el show. ¿Mi crítica personal? ¿Por qué no tocaste “Mil Horas” o “Costumbres Argentinas”, Andrelo?

Luego llegó el momento movido con “Las Tres Marías” y seguidito “Tuyo Siempre”. A esta altura, con Piero (quien escribirá en un rato) nos dimos cuenta de algo, mientras hacíamos la cobertura en el Twitter de Neetmúsica:

1) El Teatro era un lugar excelente pero quedaba muy chico (y para todos aquellos que vayan a la gira a un espacio abierto o un estadio), realmente era un show para saltar, disfrutar y cantar todos los temas y;

2) La lista de temas era prácticamente perfecta, nada librado al azar: éxitos juntos, temas de mismos discos, alternar entre temas movidos y más lentos, en fin, todo exactamente armado para que la gente que concurra a ver y escuchar “Bohemio” se vaya como nos fuimos nosotros, maravillados.

Pero no nos vayamos, te seguimos contando: “Media Veronica”, “Tu me estás atrapando otra vez”, y luego de un discurso en el cual incluyó a la banda, la presidenta y Vietnam (?) salió tocando “Loco”. No era para menos, claro está.

Siguió con “Para no olvidar”, “Te quiero igual”, y luego se volvió todo oscuro para desquitarse con quizás, una de las mejores versiones que escuché de “Estadio Azteca”, el tema de la noche. Después de esto, la sensación era que todo lo que siguiera estaría de regalo, como un bonus track. Y vaya bonus track.

“Soy Tuyo”, “Me arde”, “Carnaval de Brasil”, “Sin documentos”, allí ya se vislumbraba el “principio del final”. Se fue, volvió, amagó con “Volver” de Gardel, y salió jugando con “Flaca”. Crack, Calamaro tenía la 10, la cinta de capitán y era su noche. Tocó “Paloma”, y luego de la famosa “pantomina” del Hasta siempre (y hacerse rogar :P) volvieron con lo mejor del show.

Una versión arrolladora de “Alta Suciedad”. Fue un rock puro, de esos que te pasan por arriba. Para cerrar, “Los chicos” (con un homenaje a sus amigos que no están, muy emocionante), un pedazo de “De música ligera” (para alguien que no se fue pero que la está peleando) y luego sí, el final. Si el recital tocó el cielo con “Estadio Azteca”, imagínense este que siguió.

Y si bien Piero les contará otros detalles del show (en la cual seguro coincidiremos que Calamaro armó una banda PERFECTA, un verdadero dream team) llego a mi propia conclusión:

1. ¿Se acuerdan de los escándalos y cuestionamientos que le hacen a Calamaro por su vida amorosa/mediática? Con este show lo perdonan, se olvidan y se vuelven a casar con él (?) remarcando que es uno de los mejores del rock nacional, sin dudas.

2. Esta gira será mejor a “El Regreso”. Pisó muy fuerte en el inicio y suena mucho mejor, más maduro y limpio, sumado a la banda que armó, que en su conjunto es perfecta. Si tienen el dinero para pagar la entrada, lo vale y con creces, no se van a arrepentir.

Y larga vida al Rey Salmón!

 







Sin respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *