Coldplay – Live 2012

Anuncios patrocinados



Mañana habría sido el día. A fines del año pasado, Coldplay anunciaba su gira latinoamericana y la suspendía a los pocos días. Las ansias de reprogramación de fechas comenzaban a crecer, pero todo se vino abajo cuando la banda aseguró que no habría shows por 3 años. Antes de este revuelo, el CD + DVD “Live 2012”, que inmortalizaba la gira que vendría a nuestro país, ya estaba a la venta. Aprovechando la fecha, conozcamos lo que habríamos escuchado mañana. Neetcrítica de “Live 2012”, de Coldplay.

La gira de presentación de “Mylo Xyloto” arranca, por supuesto, como el álbum. “Mylo Xyloto” y “Hurts Like Heaven” le dan un arranque colorido, alegre y dinámico al disco. Llega el primer clásico. “In My Place”, ese tema que salía en “A Rush of Blood to the Head” en 2002, es el primer contacto del publico con un estribillo. Uno de los puntos destacados del álbum.

Coldplay alterna constantemente los temas del último disco, con clásicos de discos pasados. De a uno, de a dos. Es así, como después de “Major Minus”, llega “Yellow”. Armada con una excelente introducción pensada para las voces del público, en donde Chris Martin dibuja solo con su piano y su voz. La explosión consecuente es maravillosa y se convierte en uno de los mejores temas de “Live 2012”.

“God Put a Smile Upon Your Face” es el encontronazo mas desquiciado y rockero del álbum. Luego de esto, la aparición estelar de Rihanna en “Princess of China”, uno de los mejores temas de “Mylo Xyloto”, enloquece al público y anima a gritar el excelente coreo. En eso, llegan 3 éxitos al hilo. “Viva la Vida”, “Paradise” y “Charlie Brown” componen un “bloque highlight”, en donde lo conocido se mezcla con sentimiento, altura, felicidad, color y perfección en cuanto a la interpretación. Lo mejor de “Live 2012”, está acá.

Nos metemos en el final con otros tres hits, de los cuales dos son clásicos. “Clocks” da uno de los últimos zarpazos de ligereza y “Fix You”, como siempre, nos deja el espíritu en la cumbre con su final cargado de poder. “Every Teardrop Is a Waterfall” es el último tema y con el que tiramos la casa por la ventana.

Habríamos pasado un excelente momento. La calidad de Coldplay en vivo es muy alta y si sus canciones ya son épicas en estudio, en directo se potencian y mucho. Sin contar con todo el espectáculo audiovisual que los de Chris Martin nos proponen. “Live 2012” es una producción muy buena, que de principio a fin despliega muchísimo color y felicidad.

Mi puntuación: 8,5 de 10.







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *