Consejos sobre sonido del sonidista de Warcraft y El Señor de los Anillos

Anuncios patrocinados



David Farmer, estadounidense, debe ser uno de los mejores diseñadores de sonidos de películas y videojuegos en todo el mundo. Amante del género fantástico, participó de muchísimos proyectos que lo han ido llevando a la cima de una montaña difícil de bajar, aunque su popularidad llegó al máximo con dos films extraordinarios: “El Señor de los Anillos” y “El Hobbit”, entre muchos otros videojuegos. Hoy te contaremos algunos consejos sobre sonido del sonidista de Warcraft y El Señor de los Anillos.

david farmer 1-770x432

En su afán por indagar en la originalidad e identidad de sus sonidos, ha logrado creaciones exitosas, las cuales incluyen efectos nunca antes escuchados. Es por ello que Farmer no sólo es un ejemplo de extraordinario sonidista, sino que también su creatividad lo ha llevado lejos.

Cómo un sonidista profesional puede enseñar mucho

En una cálida entrevista para The Cargo Cult, Farmer nos contó una serie de consejos útiles sobre sonido. Veamos sobre qué habló.

1) Muchas veces, el pensar en diseños de sonido está basado en salir al mundo y explorarlo, valga la redundancia, en calidad de sonidos. Todo radica en la selección que uno puede hacer, así como en los usos que se le da a lo sonoro.

2) Adquirir experiencia y práctica es la clave de la edición. Es imposible aprender todo desde algunas páginas que pueden explicarlo; se necesita indagar experimentalmente para lograr resultados increíbles. La edición es algo sencillo de llevar a la teoría; se aprende de la práctica sostenida y constante.

3) Es muy importante ir creando una librería de propias creaciones y diseños. La mayoría de los sonidos que son procesados y alterados se requieren todo el tiempo como un libro de ayuda: golpes, swishes, elementos concretos para situaciones específicas, etc. El hecho de ir almacenándolos no sólo es importante porque valgan la pena, sino porque uno al volver escucharlos puede hacer una crítica frente a ellos y cambiar su sensibilidad y práctica.

4) Es muy importante también que el diseñador del sonido esté presente desde el principio hasta el final de la mezcla, logrando así una coherencia especial en la reproducción.

5) Utilizar el sampler es algo que ocurre casi de manera automática; genera una relación dinámica entre la combinación de sonidos y su articulación con el contrato audiovisual. Su especialidad está basada en condesar archivos y permitir tener las manos sobre los sonidos.

6) No existe en la práctica de diseño de sonido una frontera entre los videojuegos y el cine. Si bien en lo general sí pueden verse claras diferencias entre unos y otros, es evidente que al momento de la creación de sonido se adoptan flujos de trabajo que no varían entre ambos rubros.

7) Es importante permitirse volar fuera de lo común, salir de las zonas de confort y atreverse a cosas “raras”, esas que no no haría. Con esto se refiere Farmer a la utilización de sintetizadores en determinados momentos, los cuales logran efectos extraordinarios.

8) El cine mismo es la principal fuente de aprendizaje de un diseñador de sonido. Si bien es algo que pareciera ser obvio, la realidad es que muchos veces uno no lo considera como relevante cuando en sí lo es. Se buscan a partir de ello tutoriales, consejos, ideas acerca de cómo encaminar un efecto sonoro, etc. Analizar todo y preguntarse frente a eso es la forma más eficaz de aprender y crear.

9) Hay que tener cuidado con la perfección digital. Puede resultar ser un arma de doble filo porque nos hace creer que lo correcto es lo exacto, la sincronización con perfección y precisión, y a veces eso es erróneo.

10) Es importante tener pocas pistas. “Entregamos a la mezcla más de lo que deberíamos”, afirma Farmer, y eso lleva a generar muchas más opciones que no siempre resultan beneficiosas para la obra.







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *