Gary Clark Jr. – Blak and Blue

Anuncios patrocinados



Un artista que durante sus trabajos pasados había levantados muchísimas expectativas, llegando a ser nombrado como la salvación del blues contemporáneo o incluso, el próximo Jimi Hendrix. Gary Clark Jr. es un excelente guitarrista que en este nuevo disco, dio un giro un tanto preocupante. Paso de editar sus trabajos bajo un sello pequeño ha ser un nuevo caballo de Warner. Sin embargo, el talento debería seguir ahí y es algo que hoy averiguaremos. En viernes de Neetcríticas, “Blak and Blue” de Gary Clark Jr.

El disco arranca bien arriba, alegre, ligero y de manera excelente. “Ain’t Messin ‘Round” se postula como uno de los mejores temas del disco, con un riff y un estribillo que tranquilamente podría ser de Black Keys y un solo en el que Gary comienza a lucirse como una gran promesa de la guitarra. Y sigue con lo mejor. “When My Train Pulls In” es el prematuro mejor tema del álbum. El mismo sonido distorsionado que en el inicio, un excelente riff, una textura oldie en la voz y unos de los solos más espectaculares de lo que va de la década (si, para tanto), hacen de estos casi 8 minutos, los mejores de todo “Blak and Blu”.

De repente, todo da un giro. El tema homónimo al álbum es una especie de hip-hop neoyorkino del 2000 o un simple R&B contemporáneo. Sin embargo, con “Bright Lights” volvemos al arranque y respiramos. Un tema duro, con una caminada pesada y potente y un final que lo vuelve un destacado punto del trabajo. Todo sigue de maravilla con “Travis County”, un genial Rock N’ Roll, cuadrado y simple, en fin, lo que se necesitaba en un artista de hoy en día. Ni hablar del solo “chuckberryano”.

El mismo Gary de “Blak and Blu” regresa en “The Life” y dificulta el natural transcurso del álbum o al menos, lo entorpece. Una vez más, vuelve al alma y se cuelga las guitarras distorsionadas y da libertad absoluta a sus dedos en el diapasón con la sensacional “Numb”. Es así como un pequeño lobby de tranquilo y romántico blues llega con “Please Come Home”.

El disco comienza a cerrar con un doble cover de Jimi Hendrix (“Third Stone From the Sun/You Love Me Like You Say”), interpretado a la perfección, con una calidad y suavidad que pocos alcanzan. “Blak and Blu” cierra con un blues sucio como se acostumbra en Texas. “Next Door Neighbour Blues”, destacado.

Gary Clark Jr. cometió un solo error, insertar a la fuerza y a presión un poco de R&B vulgar y que no continua con la línea general del álbum. Fuera de eso, “Blak and Blu” es un disco excelente, atrevido y bien producido. Son 13 temas que tranquilamente podrían ser 11 si sacamos el innecesario y obvio factor comercial en los temas sosos y aburridos. Si no fuera por ellos, tendríamos un disco perfecto en tiempos de guerra.

Mi puntuación: 8,5 de 10.







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *