Jimi Hendrix – People, Hell & Angels

Anuncios patrocinados



Tiempo de retomar con un grande. 42 años sin Jimi Hendrix no son suficientes para olvidarlo. Tampoco los serán 50, 60, 70 o 100 años. Es por esto que un nuevo disco póstumo es toda una noticia a nivel mundial y promueve la llama que en realidad, nunca comenzó a apagarse. “People, Hell & Angels” promete ser diferente a los demás trabajos por la época en que fue confeccionado. Para ver si esto es cierto, le dedicamos una de las Neetcríticas de viernes. Disfrutemos de Jimi una vez más.

“Earth Blues” es un de los temas que ya conocíamos y se encarga de darle un buen despegue al disco con ritmos varios y buenos riffs, como no podía ser de otra forma. El primer despliegue de agilidad Hendrix llega con “Somewhere” en donde tenemos el primer solo volador de pelucas, característico de quien lo ejecuta. Luego de esto, el primer destacado tema se presenta. “Hear My Train a Comin’” es un tema que no fue sencillo, pero que aun así conocíamos. Un tema atrevido, de sensaciones agrandadas y sobradoras. Excelente composición con otro muestrario de solos tremendos y un final sensacional.

Siguen pasando buenas expresiones y sonidos, pero con “Let Me Move You” llega el gran tema del álbum. La suma de los vientos desgastados, un ritmo acelerado, un bajo dinámico y una guitarra que jamás va a dejar de ser la mejor compañera, hacen de estos casi 7 minutos, una experiencia divertida, dinámica y sumamente llevadera que tranquilamente podría sobrepasar los 15 minutos sin cansar. Otro gran tema de la misma índole, es “Easy Blues”. Excelente zapada en donde Hendrix da completa libertad a su (más que probable) Stratocaster. Toda una lección instrumental.

Conocemos bien a Jimi y en “People, Hell & Angels” no vamos a encontrar nada que no hemos escuchado. Son nuevos riffs y si queremos, otras experiencias, pero no deja de ser otro disco póstumo curioso. Lo que no quiere decir que no sea calidad. De hecho, el disco sigue con “Inside Out”, destacadísimo tema instrumental, en donde las guitarras toman un nuevo carácter más elevado y en donde se nota clarísima la presencia del segundo guitarrista, cambio que puede caracterizar a esta obra.

El final comienza a llegar con “Hey Gypsy Boy”, de manera lenta, con estos aromas de blues claro por definición. El ritmo y las percusiones bien planteadas vuelven con “Mojo Man”, para posteriormente cerrar el álbum con “Villanova Junction Blues”, composición corta y de andar pesado.

Para ponerle una puntuación a “People, Hell & Angels”, hay que buscarle un propósito. Jimi Hendrix compuso estos temas que encajan en su época y hoy, no son más que un muestrario de museo, prácticamente. No encontramos nada alterno, pero si un par de buenas composiciones, la guitarra que seguía ultra encendida y experimentos con segundas guitarras. El puntaje, está basado en el concepto de este lanzamiento.

Mi puntuación: 8 de 10.







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *