Justin Timberlake – The 20/20 Experience (2 of 2)

Anuncios patrocinados



Se dice que las segundas partes nunca son tan buenas como las primeras. Sin embargo, si tenemos en cuenta la excelencia de la primera mitad, puede que realmente dudemos que Justin Timberlake pueda superarse. El 2013 nos devolvió a un ex N’SYNC completamente renovado, musicalmente evolucionado y con muchísimas ideas en mente. Tantas, que se anima a lanzar dos discos en menos de 9 meses. “The 20/20 Experience” fue uno de los mejores trabajos que escuchamos en la primera parte del año, ¿sucederá lo mismo con su segunda parte? Escuchemos.

Las líneas musicales encuentran una conexión con lo que escuchábamos en marzo, de manera parcial, desde los primeros minutos. El trabajo abre con “Gimmie What I Don’t Want Know (I Want)” y específicos guiños de los géneros que Justin Timberlake ha estado expresando últimamente, se hacen notar. Guitarra funk a lo lejos, ritmo pop que se cruza con R&B, muchos factores de este último género y las armonías vocales ya clásicas. La percusión dinámica y las definiciones sensuales de “True Blood” son una constante en una composición de 9 minutos, que comprende suficientes puentes instrumentales como para navegar en diferentes géneros, plantear múltiples atmósferas sonoras y nunca dejar de lado cierto grado dramático y sombrío. Mucho ocultismo para cerrar y “The 20/20 Experience (2 of 2)”, suena interesante desde el arranque.

Un retorno a un sonido más convencional se da en “Cabaret”. Aún no aparece el estadounidense que estalla el argumento diversión y movimiento bailable, pero comenzó haciéndolo llamativo y es en este punto, en donde continuamos con ese concepto. Los ritmos resultan extremadamente cruzados, los bajos sucios le proporcionan peso a la composición y los sampleos cortos comienzan a aparecer. Drake se da el gusto de ser el primer invitado y llegan los singles pegados. Con “TKO” termina de cerrar la idea de un bloque lento, muy cercano al R&B contemporáneo y en donde los sonidos sintéticos agresivos y accidentales dominan lo orgánico del desarrollo de las canciones. Sobre el final, el hip hop se hace notar en un extenso (como ya es costumbre) camino al final.

Finalmente, el Justin Timberlake que muchos estarán pidiendo en este punto, decide tomar forma a través de “Take Back the Night”. Reivindicando el título de “príncipe del pop” nuevamente, escuchamos no solo el adictivo ritmo bailable, sino que vuelve el funk, los arreglos de vientos, los coros en el estribillo, realizados a base de pistas idénticas, y los fantásticos instrumentales en donde el movimiento llega solo a nuestro cuerpo. Suena a un nuevo arranque, un fantástico y muy acertado conector. Luego de esto, el álbum puede tomar cualquier color que resultará completamente natural a nuestros oídos. De hecho, lo que llega es la combinación perfecta entre hip hop y pop en “Murder”, acompañada por la voz de Jay Z. El estribillo, plantea un crecimiento sumamente corto y que en pocos segundos, alcanza un nivel bastante alto de éxtasis.

Los pequeños movimientos en la línea general del disco, nos facilitan muchísimo la llegada al final. “Drink You Away” es una de estas desviaciones que quedan en cualquier sección del trabajo y que significan un escalón descanso necesario, pero no por cansancio, sino para continuar de la mejor forma con lo que sigue. En este caso, una guitarra acústica con aromas country, suena sobre un poderoso y lento ritmo, el cual también sostiene una oleada de teclados de iglesia. Excelente canción que otra vez nos renueva y nos deja abiertos a lo que viene. La delicadeza y ternura es algo que recién llega con “You Got It On”. Los infaltables sentimientos de paz nocturna y romántica, de los cuales Timberlake es el dueño en la actualidad, aparecen cuando nos comenzamos a acercar al final, pero nunca están de más y tampoco, molestaran.

Nuevamente, cierto grado de dramatismo aparece con “Amnesia”. Las cuerdas van al frente de la composición durante su inicio y acompañan constantemente a lo largo de los 7 minutos que la componen. Los múltiples conceptos e ideas que toman lugar, hacen de esta canción una de las más completas e interesantes de “The 20/20 Experience (2 of 2)”. Un fantástico efecto cinematográfico, que nos deja de cara a la recta final. A base de un riff desafiante, “Only When I Walk Away” nos deja en su primera parte un lento y poderoso caminar, en donde el R&B es logrado de una forma mucho más orgánica que en las canciones que la preceden. Luego, la idea general parece desdibujarse y da lugar a un completo pastiche de sampleos, sonidos raros y texturas sonoras sumadas en una completa mezcla heterogénea.

Para finalizar, la ternura y el amor vuelven a aparecer. “Not a Bad Thing” se encarga de cerrar el álbum en una enorme nube acaramelada, en donde suenan nuevamente cuerdas acústicas y Justin Timberlake deja salir, no por primera vez, ese costado sensible que enamora a lo largo y ancho del mundo. Sin embargo, también se da el gusto de dejarnos una canción oculta. Pasados unos pocos segundos de silencio, comienza a sonar “Pair of Wings”, la cual se lleva el premio a la composición más melancólica de todo el disco. Arreglos de cuerdas completas, voz suave y delicada y un muy buen cierre conceptualmente.

Como te dijimos en el arranque, las segundas partes no son mejores que las primeras y acá, no tenemos la excepción a la regla. Superar a la primera mitad de “The 20/20 Experience” era todo un reto. De hecho, hacer algo mejor que el mencionado álbum años después, también lo es. Justin Timberlake no se equivoca al lanzar “The 20/20 Experience (2 of 2)”, pero no puede evadir las comparaciones con su excepcional antecesor y eso, es una desventaja. Es un disco cargado de poder, en donde los ritmos lentos y golpeadores son protagonistas y el pop queda a un costado, complementándose de manera perfecta con las 10 canciones restantes de esta “experiencia”. No es un mal trabajo, pero si una sombra bastante amplia.

Mi puntuación: 7 de 10.







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *