Justin Timberlake – The 20/20 Experience

Anuncios patrocinados



Termina una semana que en Argentina, se nos hizo bastante corta. Como es clásico en Neetmúsica, tendremos nuestras críticas de viernes, en este caso, con dos álbumes de regresos bastante esperados. El primero, vuelve luego de haber incursionado en el cine y en las redes sociales, para salvar un poco a la música pop (o al menos es la intención previa). Justin Timberlake nos presenta su “The 20/20 Experience” luego de 7 años de silencio. Muchas expectativas que veremos si son saciadas.

Todo arranca con “Pusher Love Girl”, tema en donde Timberlake plantea el Neo Soul que maneja en el álbum, con arreglos de cuerdas, su voz con múltiples texturas pero que no deja de seguir siendo impecable. De a ratos, sentimos descifrar un manoseo excesivo, lo que en realidad, no nos aporta ningún factor negativo. “Suit & Tie” es el primer single que se cruza en nuestro camino, el arranque por concepto y el primero en ponerle ritmo y movimiento a un “The 20/20 Experience” que arrancó bastante evolucionado y bien craneado.

La inminente maduración en el sonido se hace clara en lo mínimo y diminuto de los temas. “Don’t Hold the Wall” no es de lo mejor del álbum, pero en el podemos notar los diferentes y múltiples recursos simultáneos que se incorporar al disco y que jamás pasan desapercibidos. Percusiones, sintetizadores, sonidos casuales, texturas múltiples expuestas en excedentes minutos de duración. Es gracias a estos, que logra introducir más de un concepto en una sola canción, como es el caso de “Strawberry Bubblegum”.

Ya en la segunda mitad del disco, tenemos a “Spaceship Coupe”, que sigue con el Soul reformado clásico de los inicios de Timberlake, estribillos duraderos, con arreglos vocales adicionales (muchas veces de él mismo) y el ritmo parejo y suave, además de las pequeñas muescas que comente arriba. “That Girl”, compuesta junto The Tennesse Kids, es el tema que se lleva el premio a mejor del álbum. Buenas mezclas de arreglos con vientos, guitarras suaves y poco procesadas que fuera de contexto sonarían funk y de las mejores colaboraciones de voz de todo “The 20/20 Experience”.

Ya entrando en el final, “Let the Groove Get In” se encarga de acelerar el álbum, ponerle esencia de salsa asistida por las percusiones (aunque todo nos conduce a lo que venimos escuchando) y exponer uno de los lados más carismáticos de Justin Timberlake. “Mirrors” es el tema que encaja perfecto como single, que expone el lado que no se desarrolla en el disco y que atrae a la mayoría con la dulce y pareja voz. “Blue Ocean Floor” se encarga de mecernos en el final del álbum. Clásico cierre.

Sabemos que Justin Timberlake ha sido criticado desde muchísimos ángulos, pero con “The 20/20 Experience” encontró el camino para expresar de manera correcta lo que tal vez, siempre quiso decir. La maduración es un factor clave en este trabajo, deja el sonido adolescente de lado y propone un crecimiento en el planteo de cada tema, los cuales están muy bien pensados y cuya originalidad les permiten tener una duración tan extensa (la mayoría sobrepasa los 7 minutos). Tal vez el que sigue sea el álbum definitivo, pero “The 20/20 Experience” es la aproximación al Justin Timberlake completo.

Mi puntuación: 8,5 de 10.







Sin respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *