La piratería, ¿asesinó al disco?

Anuncios patrocinados



Llego el primer Neetanálisis de mi mes favorito, diciembre. Hoy, vamos a estar hablando de un tema que nos atraviesa de lleno en nuestra vida cotidiana, el cual es un factor importantísimo en la relación que llevamos con el Internet. Estoy hablando de la controversial piratería. Mal vista por muchos y aclamada por otros tantos, ha sabido hacerse de un lugar clave en el mundo de hoy en día.

Tacun en Neetcurioso, ya estuvo relacionando a la piratería con el beneficio o la desventaja que generan en el artista. Yo propongo evaluar a otro gran protagonista de la música, el disco. Considerado por mucha gente en extinción a partir de la aparición de estas nuevas tecnologías y de la facilitación en cuanto a la obtención de material discográfico, además de claro, sin gastar un solo centavo.

Lo he dicho varias veces y lo vuelvo a repetir, estoy a favor de la compra de música, pero no por cuestiones legales o anti-piratería, sino porque es diferente. Es incomparable tener el disco en la mano, con sus booklets y artes. Creía que eran pocos los que compartían esta afición, asique aproveche esta oportunidad para preguntarle al encargado de mi disquería predilecta, de qué manera afectaba la piratería en sus ventas. Las respuestas me llamaron la atención.

Según él, en nada o incluso, para mejor. Las ventas se han incrementado de a poco en los últimos años y mucha gente ha vuelto a incursionar en la cultura disquera. Lo que ha generado la piratería, son nuevos tipos de clientes. Hay quienes primero bajan el disco y si les gusta, lo compran. Acá, podemos ver un carácter promocional que sin dudas, ayuda muchísimo al artista y al distribuidor. En ese caso, lo que antes parecía una amenaza en potencia, toma cualidades positivas.

Personalmente, creo que el disco es un eslabón clave en el mundo de la música y que por eso, no está en vías de desaparición. La piratería, como vimos anteriormente, puede significar un factor negativo, pero a la larga, nos damos cuenta que no es lo mismo (calidad de sonido, por ejemplo) y preferimos volver a los origines, usándola como una herramienta.







Sin respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *