Las canciones más tristes del rock

Anuncios patrocinados



Vamos a contrastar un poco. Ayer quedaste eufórico con los 50 temas para levantar el ánimo, asique aprovechemos esta semana de listados y consignas para bajar algunos cambios. En este martes, te propongo las 15 canciones más tristes del rock, que pueden serlo por su letra o por sus melancólicas tonadas. Más corta que la de ayer, pero te aseguro, muchísimo más poderosa. Arranquemos

Eric Clapton – Tears In Heaven

Arranquemos bien abajo. Eric Clapton creó una de las canciones más tristes de la historia de la música, ya sea por su suave guitarra y su calmado ritmo o por la letra y a quien se lo dedica. Fue lanzada a principio de los ’90 y está hecha en memoria de su hijo Conor, quien falleció a los 4 años y medio de edad.

The Beatles – Yesterday

Tal vez, el tema más triste de The Beatles. Paul McCartney nos trae una guitarra seca, arreglos con violines y su más que melancólica voz relatando el ayer. Tiempo después, nos enteraríamos que el gran Paul la compuso en el baño de su casa.

Pink Floyd – Don’t Leave Me Now

Desgarradora por donde la mires. “Don’t Leave Me Now” es una de las tantas obras maestras de Roger Waters, pero en esta, agudiza a más no poder su voz y la convierte en un moribundo cantar. El estallido consecuente es maravilloso.

Guns N’ Roses – Don’t Cry

Conocemos bien las baladas de Guns N’ Roses. Algunas son muy poderosas y otras bastante derribadoras. En este caso, tenemos una de las segundas. Si bien lo eléctrico y duro nunca se va a ir, la oscura voz de Axl Rose nos sumerge en un mundo triste y lúgubre, con una sola linterna llamada Slash.

Deep Purple – When a Blind Man Cries

Qué gran disco es “Machine Head”. Y no se convirtió en un gigante solo por sus excelentes riffs. “When a Blind Man Cries” es el gran tema melancólico de Deep Purple y con el título ya te podes dar una idea. La guitarra de Ritchie Blackmore nunca estuvo tan serena.

Radiohead – Creep

Tema muy conocido de la gran banda liderada por Thom Yorke. “Creep” suena a un Nirvana contemporáneo, con toda la oscuridad y desgarro que eso significa. Por supuesto, la letra no ayuda mucho a levantar el ánimo.

Pearl Jam – Black

Y cuando creías que la espectacular voz de Eddie Vedder estaba siendo bien utilizada en temas como “Even Flow”, llega “Black”. Balada de Pearl Jam, con un estribillo muy dispuesto a bajonearnos y un interludio final que es de lo más conocido del rock internacional. El público argentino es aficionado al coreo de este.

Kansas – Dust in the Wind

Hace poco también incluí a este tema dentro de una pintoresca lista de baladas rockeras. Es que su arpegiado acústico es toda una obra de la melancolía. Excelente composición de quienes supieron hacerse este lugar a base de lágrimas.

Queen – These Are the Days of Our Live

Este tema lo podemos pasar medianamente tranquilos si no pensamos que Freddie Mercury lo compuso pensando en su inminente muerte. Llorar es lo que nos provoca la imagen sonriente de este grande, cantando con tanto carisma “The Are the Days of Our Lives”, tomándose todo con tanta calma y disfrutando una vez más, no por nada su video esta en blanco y negro.

Led Zeppelin – Stairway to Heaven

Por más que remonte en el final y estalle en mil pedazos, nunca se despoja del factor desgarrador, expuesto en gran parte en la voz de Robert Plant. “Staitway to Heaven” es uno de los grandes temas de la historia del rock. Su inicio débil no es más que el inicio de un constante crecimiento que con sentimiento, nos hace soltar más que alguna lagrima.

Coldplay – Fix You

No quería incluir a “Fix You” por lo introducida que está en el consiente colectivo, pero es imposible. Otra letra dura de digerir, otro armonioso acompañamiento y otro estallido final repleto de color para de una buena vez, dejarnos rendir por la belleza de estas notas.

The Rolling Stones – Let it Bleed

“Let it Bleed” no se destaca en este campo por su música, sino que lo hace por su letra. Mick Jagger estaba bajón en esos días y nos cuenta que todos necesitamos a alguien en quien apoyarnos, en quien llorar y en quien sangrar. Lo peor es que nos lo dice con toda la onda y tal vez eso, es lo que agudiza el nudito en la garganta.

Mumford and Sons – Ghosts that We Knew

Vamos con una bien nueva. ¿Quién diría que un banjo, ese simpático y rápido instrumento, podría sonar tan suave y triste? Tal vez triste no es la palabra, porque si bien parpadeamos muchísimo más, “Ghosts that We Knew” es una canción con niveles de hermosura escatológicos que por épico, nos emociona.

David Bowie – Life on Mars?

No Bowie, no me hagas esto. La introducción ya es demasiado para muchos seres humanos y agregarle percusión, arreglos con violines y un bellísimo solo de guitarra es una tentativa al llanto. Qué lindo es saber que te tenemos de vuelta, Ziggy.

Oasis – Let There Be Love

Ultima, pero no por eso menos triste. Sabemos del poderío de Oasis sobre nuestros lagrimales, asique escuchar “Let There Be Love” es dirigirse a un encuentro inminente con nuestro lado más sensible. Liam Gallagher podrá gritar mucho, todo lo que quieras, pero con esto te mueve hasta el último pelo.







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *