Lo que dejó Jamiroquai en Argentina

Anuncios patrocinados



Y se fue una de las primeras grandes visitas internacionales. Durante la semana pasada, estuvimos haciendo varias notas dedicadas y en relación a este gran espectáculo y hoy, te traigo todo el post-concierto. Jamiroquai se presentó en la cancha de Ferro, deslumbró, hizo bailar y desplegó cada uno de los espectaculares recursos que tanto los caracterizan. 

Hablar de un concierto de Jamiroquai, es hablar de fiesta. Pero si le sumamos que se desarrolla en Argentina, estamos hablando de la “Odisea 2001” contemporánea por excelencia, solo que, con más de 15.000 almas vibrando al ritmo de 6 personas en escenario. El espectáculo fue, como en sus visitas anteriores, un ida y vuelta constante de energía entre el público y Jay Kay, uno de los mejores frontman actuales.

Pocas bandas logran hacer la arriesgada peripecia que la banda inglesa desarrollo el pasado 15 de febrero. Son tan solo 15 los temas que sonaron en la cancha auxiliar de Ferro. Pero fueron 15 temas desarrollados a la perfección, en donde la agrupación supo como demostrar la calidad y la química que tienen entre ellos, agregando pequeñas muescas que parecen improvisadas y así, doblando en duración algunos de los temas. De esta forma, se cubrieron dos horas de agite incesante.

“Twenty Zero One” fue la encargada de abrir una noche plagada de hits. Jamiroquai hizo bien en no desarrollar nada en particular y hacer un mix de lo mejor de sus álbumes, casi olvidando lo que venían a promocionar. Es así, como sonaron los que mejor pegan en vivo: “Alright”, “High Times”, “Canned Heat”, “Cosmic Girl”, Love Foolosophy” y “Deeper Underground”.

Un concierto que mantuvo siempre la misma línea bailable, con una banda más que prendida y un Jay Kay que desplegó todo su ilimitado carisma. Si lo sacamos de contexto, nos damos cuenta que la promoción de “Rock Dust Light Star” es una excusa más que permeable para venir de vuelta y tocar en uno de los lugares en donde mejor los reciben.

Jamiroquai sigue teniendo la corona funk contemporánea, que se refleja en cada uno de los extravagantes gorros de su líder  Por suerte, es garantía que los vamos a tener por un largo tiempo más y esperemos, de vuelta en nuestro país a la brevedad.







Sin respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *