Mumford and Sons – Babel

Anuncios patrocinados



Luego de haber hecho la Neetcrítica del mejor disco del año, nos adentramos en la última de este 2012. En este caso, tenemos una banda que empezó a sonar por nuestro territorio durante los últimos meses y que se ha vuelto, sorpresivamente, en uno de los grandes grupos de la actualidad. Estoy hablando de Mumford and Sons y su último disco “Babel”, por el cual consiguieron múltiples nominaciones a los Grammy. ¿Merecidas? Veamos.

Iniciamos con la canción homónima al álbum y ya encontramos un sello que se volvió clásico de Mumford and Sons, más allá de su corta trayectoria. Arranque ideal, con mucho poder y brillo. Brillo que se sigue desplegando en “Whispers In The Dark”. Llega el primer sencillo. “I Will Wait” puede que sea el equivalente a “The Cave” en “Sigh No More”. Bien elegido como corte de difusión, tiene buena letra, estructura llamativa, un banjo que oscila entre las melodías menores y el casi típico crescendo.

Las trompetas comienzan a sonar en “Holland Road” y el primer lento llega con “Ghost That We Knew”, canción con una delicadeza especial, con tanta belleza y amabilidad que sorprende. Tema sumamente recomendable. “Babel” sigue despilfarrando poder y color, algo que parece natural cuando hablamos de Mumford and Sons.

“Lovers’ Eyes” es un tema que promete muchísimo en vivo y es a partir de este, que comenzamos a acercarnos, de a poco, al final. Es ahí en donde nos encontramos con la espectacular “Hopeless Wanderer”. Una composición con excelentes y repentinas explosiones, que causan aceleraciones épicas y convierten a este, en el mejor tema de “Babel”.

“Broken Crown” es una canción furiosa,  de las más gloriosas del disco. Cierra con “Below My Feet” y “Not With Taste”, otros dos temas que se ganan un lugar trascendente en un álbum que sorprende muchísimo.

Mumford and Sons tiene la capacidad de crear canciones épicas, bellas, potentes y sentimentales al mismo tiempo. Sin dudas, todas las nominaciones que recibieron están merecidísimas. Es un grupo diferente, que demuestra muchísimo en estudio y en vivo. No por nada decidí hacer la crítica de “Babel” a la par de la de “Blunderbuss”. Podemos decir que tenemos en frente nuestro a quien le pisa los talones en mi podio, junto con “The 2nd Law” de Muse.

Mi puntuación: 9 de 10.







Sin respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *