Y un día, Spotify llegó a Argentina

Anuncios patrocinados



Muchos se cansaron de pedirlo, otros realmente querían a esta plataforma afuera de nuestro país y como siempre, hay muchos que se están enterando de su existencia gracias a este acontecimiento. Nuestro historial de notas relacionadas con Spotify es muy variado, tenemos tanto las críticas de Thom Yorke como los pedidos de llegada para Pink Floyd. Sin embargo, en todas compartimos una idea: lo queríamos en Argentina. Finalmente, lo tenemos funcionando en este preciso momento.

Spotify puede significar comodidad en múltiples aspectos si nos ponemos del lado oyente. Primordialmente, nos ofrece un catalogo de artistas muy extenso, que comprende alrededor de 20 millones de canciones. A través del ya famosísimo servicio de streaming, es que vamos a tener acceso directo e instantáneo a estos archivos de audio, los cuales son totalmente oficiales, no hay ningún tipo de “piratería”. Incluso, con nuestra cuenta personal y descargando la aplicación en nuestro móviles, vamos a poder tener acceso a los datos en donde estemos.

Es un gran portal cuyo principal objetivo, es brindarnos la música que necesitamos en el momento justo y que llegue a Argentina es todo un acontecimiento. El nuestro no fue el único país beneficiado en las últimas horas, sino que también recibieron a Spotify en Taiwán, Grecia y Turquía. El formato, obviamente se conserva y todos los que ya quieran comenzar a utilizar el servicio, pueden hacer click acá, crear su cuenta y comenzar a indagar en el extenso banco de datos que tienen para ofrecernos.

Ya está, lo tenemos y nos sacaron las quejas de la boca. Será cuestión de comenzar a utilizarlo de la manera que mejor nos parezca, ya que contamos con dos principales. Al hacernos una cuenta, accedemos al servicio gratuito el cual incluye el acceso completo al servicio, pero con publicidades. En cambio, si decidimos convertir nuestra cuenta en “Premium”, no lidiaremos con los tediosos anuncios y nos proporcionaran algunos beneficios menores.







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *